Qué ocurre cuando tu logística no permite que pare tu actividad

septiembre 10, 2021 | 5 mins de lectura

Puede parecer en cierto modo una locura, pero en algunas ocasiones, la logística toma tal fuerza en el engranaje de las compañías, que pasa de ser una parte de las mismas a ser la parte «dominante» de la actividad, incluso con un peso en importancia mayor que las propias ventas.

En los últimos años hemos asistido a un cambio de percepción sobre los procesos logísticos, pasando de un pensamiento en el cual la logística era un «commodity» (ese proceso de bajo nivel de diferenciación frente a tus competidores o sector), a poner la logística como uno de los principales elementos de diferenciación. El empuje hacia este cambio se lo tenemos que dar por un lado a la labor de las empresas de venta de comercio electrónico (principalmente Amazon), así como el fuerte empuje que está suponiendo la «nueva realidad» dentro de la pandemia del Covid19.

Algunas compañías han puesto tanto esfuerzo y foco en la logística, que esta podemos decir que está tomando «vida propia», tanta que su importancia está superando a otros aspectos de las compañías. Existen casos en los que la logística como decimos ya tiene vida propia, no puede parar, la organización pone el foco de la producción en poder satisfacer las necesidades de la red logística, es decir, se tiene que «alimentar» todo el flujo logístico si o si, ya que en caso contrario, este nos terminará «comiendo» (mayor coste por mercancía movida), pudiendo entrar en una situación muy peligrosa.

El mejor ejemplo de una logística con vida propia es la de Amazon; muchos se preguntan como es posible que la compañía de la sonrisa pueda repartir sus paquetes de lunes a domingo; la respuesta es sencilla: ¡no les queda más remedio!

Si trabajaran como una compañía de transporte y logística al uso (de lunes a viernes o sábado como mucho), ese día de parada no sería posible recuperar, el volumen de paquetes a repartir el lunes sería inasumible, entrando en un caos y colapso. Ante esta situación, tenemos dos soluciones: la primera es dejar de vender el fin de semana, cosa casi imposible; la segunda, es no parar la distribución, que es lo que se hace hoy día.

Esta claro que el principio fueron los paquetes, que requerían de una distribución non stop de lunes a domingo, pero eso hizo que el «dragón logístico» creciera tanto, que ahora tiene ya una necesidad determinada mercancía para poder mantener toda la estructura, de lunes a domingo. La logística se está imponiendo, de forma que las ventas tienen que ser en muchas ocasiones «impulsadas», para poder mantener la red logística en funcionamiento. Y cada vez que se vende más, más grande se hace la red logística, que a su vez, precisa más envíos para poder mantener la estructura. Y así, en un círculo infinito e infernal.

.
La siguiente que veas una furgoneta de Amazon u otra empresa de transporte repartiendo envíos un domingo, recuerda que lo hacen porque no pueden parar, han creado un «monstruo» al que tienen que alimentar todos los días.

Fuente: Información Logística

Carlos Zubialde

contacto@informacionlogistica.com

Conéctate y mantente actualizado de nuestro contenido

Suscríbete a nuestro BLOG para recibir información sobre logística y temas de tu interés

    Al dar clic en el botón SUSCRIBIRSE AQUÍ, autorizas el tratamiento de tus datos personales por parte de MU TEAMS S.A.S., identificada con NIT 900.632.226-4, de acuerdo con la Política de Tratamiento y Datos Personales que está disponible en el enlace que encontrarás a continuación:

    Políticas de privacidad